AddThis

sábado, 10 de enero de 2015

Es PODEMOS o el caos

Muchas personas dicen que no les interesa la política pero los políticos se interesan por llegar al poder y gobernarnos a todos. Es por  ello, que me veo obligado a entrar en política aunque no quiera. A veces, yo preferiría hablar de otros temas pero la realidad es terca y manda.


La casta política española se ha aliado con los intereses de la elite económica mundial, esa elite que solo le importa acumular más poder y atesorar más riqueza a costa de todos nosotros, sin que importe las consecuencias de su codicia y ambición. Como dijo Warren Buffet,  inversionista y empresario estadounidense: "Hay una lucha de clases, de acuerdo, pero es mi clase, la clase rica, la que hace la guerra, y estamos ganando". Esa guerra absurda que la clase dirigente ha iniciado por capricho contra la clase dirigida, ha provocado en los últimos tiempos, el desmantelamiento progresivo del estado de bienestar: recortes sociales y laborales, paro y pobreza, desigualdad y exclusión social.

La dictadura de la elite económica mundial cuenta con la colaboración de muchos regímenes políticos, tanto los que no son democráticos como los que tienen apariencia democrática. Uno de esos regímenes cipayos al servicio de la oligarcas mundialistas, es el régimen español: la monarquía sustentada por el PP y el PSOE y tutelada por una plutocracia. ¿No creerás que a esto se le puede llamar una democracia?

El partido político PODEMOS liderado por Pablo Iglesias ha presentado recientemente  un borrador de su programa económico para España, que deja atrás el programa electoral presentado por PODEMOS en las elecciones europeas. Dicho borrador fue elaborado por Vicenç Navarro (catedrático de Ciencias Políticas y Sociales en la Universitat Pompeu Fabra) y Juan Torres (catedrático de Economía en la Universidad de Sevilla), postula una política estatal intervencionista y una política económica neokeynesiana: incrementar el gasto público para estimular la inversión y el consumo. También aparecen otras propuestas más polémicas que han desatado el temor de los sectores más conservadores de la sociedad española.

Me consta que la mayoría de los ciudadanos no leen el programa electoral del partido político que votan en las urnas. Hemos visto que el PP ha incumplido la totalidad de su programa electoral. Quizá el hecho de incumplir parte del programa electoral es lo que menos le importa a las muchas personas que van a votar a PODEMOS en las próximas elecciones; están hartas de que el PP y el PSOE se rían de ellos mientras se enriquecen a su costa y abusan de su poder. El despilfarro, la corrupción, el nepotismo y el autoritarismo de la Casta política española se hace cada vez más palpable. Los ciudadanos ya son más reacios a resignarse y  decir "esto es lo que hay". 

Resultaba desolador contemplar el panorama político español años atrás y observar que dos partidos políticos como el PSOE y PP, repletos de sátrapas y arribistas sin escrúpulos, se alternaban en el poder. Pero las cosas  ya han cambiado. PODEMOS ha sabido canalizar el descontento de millones de españoles, y eso se refleja en las encuestas, que anuncian que PODEMOS sería el partido político más votado, por encima del PP y del PSOE, de celebrarse elecciones generales ahora en España. Muchos ciudadanos anhelan liberar su "democracia secuestrada por una plutocracia" y que les ha sido arrebatada con la complicidad alevosa del PP y PSOE.

¿Pero es que acaso no existe otra alternativa al PP y al PSOE que no sea PODEMOS? La mayoría de los españoles no desean el comunismo libertario propugnado por organizaciones anarquistas anticapitalistas como el sindicato de la CNT ni el anarcocapitalismo defendido por el P-LIB; porque el español medio es estatista y además la gente gusta de un líder político visible. La mayoría de los ciudadanos no desean agarrarse a partidos marxistas aferrados al glorioso pasado de las revoluciones socialistas del S.XX.  Los partidos comunistas que apuestan por la ortodoxia marxista, se automarginan y se estancan electoralmente.y no crecen, no se quieren dar cuenta de que sin las masas no hay revolución posible. La mayoría de los ciudadanos abominan de la ultraderecha española por su nostalgia del Franquismo y su falta de liderazgo le lleva plagiar  iniciativas de otros movimientos ultras europeos como El Front National francés o Amanecer Dorado griego. España y Portugal son los  países que han tenido dictaduras fascistas que han durado varias décadas y además son los países que cuentan con unos partidos políticos de ultraderecha débiles. Los españoles quedaron bien hartos del franquismo y el PP supo absorber a gran parte de los simpatizantes del régimen anterior. La mayoría de los españoles que desean un cambio no quieren saber nada de ellos. ¿Qué como lo sé? Lean las últimas encuestas:

Barómetro de diciembre de 2014:

PODEMOS: 25.2% (6.522.000) 100 escaños 
PP: 23.9% (6.185.000) 108 escaños 
PSOE: 19.8% (5.124.000) 86 escaños 
IU: 5.7% (1.475.000) 7 escaños 
C’s: 4.7% (1.216.000) 7 escaños 
UPyD: 3.8% (983.000) 2 escaños 
ERC: 2.8% (725.000) 11 escaños 
CiU: 2.7% (699.000) 13 escaños 
VOX: 1.8% (466.000) 1 escaño 
PNV: 1.3% (336.000) 6 escaños 
AMAIUR: 1.2% (311.000) 5 escaños 
COMPROMÍS: 0.8% (207.000) 1 escaño 
EQUO: 0.7% (181.000) 
CC: 0.7% (181.000) 2 escaños 
BNG: 0.6% (155.000) 
FAC: 0.3% (78.000) 
GBAI: 0.2% (50.000) 


Es PODEMOS o el caos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario